¡No al Diccionario Biográfico Español!

Como hemos podido observar estos últimos días en la prensa, se acaba de publicar el Diccionario Biográfico Español, una enciclopedia de 50 tomos perteneciente a la Real Academia de la Historia (RAH). Dicha institución ha financiado esta “obra” ni más ni menos que con 6,4 millones de euros sufragados también por quienes no creemos que el fascismo fue una etapa de extraordinaria placidez.

La UHP no puede más que reflejar su indignación ante el contenido que presenta dicho diccionario en el que se ensalza la figura del dictador Francisco Franco, un asesino que implantó un régimen TOTALITARIO como muy bien afirmó él en su momento, que se caracterizó por el atraso, la represión y el miedo.

Un diccionario cuya elaboración ha estado bajo la dirección de Gonzalo Anes (presidente de la RAH y gran amigo de José María Aznar), que ha llegado a declarar en El País que en la academia faltan mujeres, que algunas están preparadas pero claro, no tanto como los hombres, ya que un historiador necesita disponer de muchas horas para documentarse en los archivos. Y por desgracia, en las mujeres esas miles de horas están dedicadas a criar a sus hijos y a ser amas de casa.

El diccionario se puso en marcha cuando Esperanza Aguirre era Ministra de Cultura durante el mandato de Aznar, una época en la que tuvimos el placer de oírla soltar joyas del tipo: “Sara Mago, una gran pintora” (refiriéndose al premio Nóbel de Literatura José Saramago), lo que nos demuestra bajo que supervisión se encontraba la cultura en nuestro país (actualmente no especialmente mejorada ya que el diccionario ha sido presentado bajo la ratificación de la ministra González-Sinde).

Historiadores de la talla de Paul Preston, Ángel Viñas o Julio Aróstegui, especialistas de la Historia Contemporánea y del estudio de la Guerra Civil (no como el responsable de la elaboración del tomo del franquismo, que es Catedrático en Historia Medieval), han mostrado ya su indignación ante lo acontecido, sin embargo, algunos medios de comunicación están más preocupados del morbo y la opinión de periodistas sin escrúpulos poco o nada reconocidos en el mundo académico como César Vidal o Pío Moa.

Condenamos que una institución como la RAH esté al servicio de los políticos de turno que instrumentalizan la historia y la convierten en mera propaganda desde la que legitimar sus actitudes fascistas.

Exigimos que el dinero público se invierta en hacer un Diccionario Biográfico de calidad, donde la Historia que se cuente esté documentada y no trasgiversada.

Con la Historia no se juega.

U.H.P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: